Sitios turisticos
×

Torre del Castillo de Torrente

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La Torre del Castillo de Torrente es una edificación localizada en el distrito de Torrente en Valencia, ubicado en la Plaza Mayor.

Erigida sobre planta cuadrada, es lo que se llamaba una torre homenaje (estructura central de los castillos de la época medieval y que habitualmente podía ser aislada del resto de la construcción) cuya altitud es de aproximadamente 22 mts. con forma de poliedro truncado. Esta edificación se cree formaba parte de la defensa de la ciudad en conjunto con otros bastiones como Chiva, Bétera, Moncada, Silla y Espiota, entre otras, y su construcción, aunque se ignora si es cristiana o musulmana, dataría del siglo XIV.

Cuando el Reino de Valencia fue reconquistado, este castillo fue cedido a la Orden de San Juan de Jerusalén por Jaime I de Aragón en el año 1238. Diversos usos le han sido dados a esta torre, como por ejemplo fue utilizada como prisión e incluso refugio contra la peste que asoló la ciudad en 1494 para algunos importantes personajes de la Generalitat.

Los muros que rodeaban la torre fueron destruidos en el siglo XVI y posteriormente, ya en el siglo XVIII, su propiedad pasó a manos del Rey Manuel Sixto Espinoza para, en 1847, pasar a manos del Ayuntamiento que lo utilizó primero como prisión y después como sede de los tribunales del flamante Partido Judicial.

Instalaciones

La Torre se distribuye en 5 plantas y una azotea y cada una de las plantas exhibe 3 bóvedas de cañón (bóveda de corte semicircular creada por el alargamiento de un arco de medio punto a lo largo de un eje longitudinal formando una media superficie cilíndrica) además de contar con almenas, típicos elementos de la construcción militar de la edad media, en los cuatro ángulos, que muestran una forma de pirámide y exhiben la cruz de la Orden Hospitalaria o Cruz de Malta, símbolo de los caballeros de San Juan, de 8 puntas, además del murciélago heráldico.

Para acceder a la torre contaba con un portón levadizo ubicado en el primer piso. Diversas refacciones se han llevado a cabo en la edificación, destacándose la de los años 1973 y 2009. En esta última oportunidad se quitó el revestimiento de yeso blanco que cubría la superficie de los muros y se descubrieron más de 25 ventanales que habían sido cegados.

También se descubrieron otros elementos como bóvedas y matacanes, denominándose así a las construcciones sólidas sobresalientes, ubicadas en la parte superior de las murallas o torres y utilizadas en la defensa. Desde 1847 la Torre del Castillo de Torrente es considerada Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Español y está gestionado por el municipio que lleva a cabo en este lugar, diversas actividades culturales, albergando además 2 salas de exposiciones.
El acceso es gratuito.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*