Sitios turisticos
×

Real Monasterio de la Asunción

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Real Monasterio de la Asunción, también conocido como el de Santa Clara, es una abadía erigida en el siglo XIV ubicada en la pedanía de Xátiva, en Valencia.

Construido con una mezcla de estilos gótico y barroco, sus orígenes datan del año 1325, cuando se fundó fuera de los muros de la ciudad. Diversas reformas fueron llevadas a cabo en esta edificación durante los siglos XVI y XVII, siendo tanto la distribución de las estancias como la decoración, muy similar a la del convento de los franciscanos, por lo que se cree que ambas obras contaron con la intervención del mismo arquitecto.

Toda la abadía se distribuía en derredor de un claustro y tenía forma cuadrada, con una medida de 70 por 70 mts., ampliándose el claustro en el siglo XVII conservando el estilo gótico original, adicionándose una bóveda de cañón con lunetos -pequeñas bóvedas con forma de media luna que permiten el acceso de luz natural a un espacio por ella recubierto y que están dispuestas de manera atravesada a ambos lados de una bóveda de cañón- que cubría la iglesia.

En el año 1748 el terremoto de Montesa provocó daños en su estructura, situación que llevó a reemplazar las arcadas por una cobertura de cerchas (estructuras reticuladas cuya finalidad esa soportar cargas muy pesadas y que cubrían extensos huecos) simuladas bajo la bóveda. Luego de la Guerra Civil española, parte de la edificación fue destruida, aunque se conservan aún el área de la portería y la puerta con forma de ojiva que permite el acceso al monasterio por calle Moncada.

Actualmente la abadía cuenta con una única nave con capillas entre los contrafuertes. De la bóveda localizada a los pies de la iglesia parten dos escalinatas, una de las cuales fue construida en el siglo XVII y se denomina “Secreta”. Esta escalinata era utilizada únicamente durante la Semana Santa y permite el acceso a la antecámara del Coro y al área de los dormitorios. La segunda escalera se utilizaba habitualmente y se ubicaba junto a la primera.

Cubriendo una superficie de unos 40 mts. de longitud por 15 de altura y 12 de anchura, uno de los cuerpos de la edificación se extiende en ángulo recto a la iglesia, donde se aprecian fuertes arcadas que soportan el techo a dos aguas. Al construirse en el siglo XVIII un forjado -elemento de la estructura que permite trasladar tanto su propio peso como las cargas que soporta a estructuras verticales que lo soportan- y que dividió el espacio en dos tramos, instalándose el refrectorio en el espacio inferior.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*