Sitios turisticos
×

Parque Natural de la Albufera

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Parque Natural de la Albufera, también llamado simplemente La Albufera, es un espacio natural que cubre una superficie de aproximadamente unas 21.000 hectáreas en Valencia, aunque actualmente los extensos cultivos de arroz han ido restando superficie. Ubicado a una distancia de 15 kms. al sur de la ciudad se trata de uno de los mayores lagos de España además de uno de los sitios con más valor ecológico.

Declarado Parque Natural por la Generalitat de la ciudad en el año 1986, se conforma por la Albufera -laguna costera de agua ligeramente salada separada del mar por un cordón de arena pero comunicado en diversos puntos-, además del ambiente húmedo y el cordón litoral contiguo. Separado del Mediterráneo por una lonja de arena de aproximadamente unos 1200 mts. (conocida como Dehesa El Saber), el lago limita al este con los municipios de Algemesi, Albalat de la Ribera, Sueca, Massanassa, Beniparrel, Alfafar, Albel, Sollana, Cullera, Catarrosa, Silla y Sedavi. Diversos proyectos y decretos fueron aprobados en Valencia tendientes a la protección de este espacio natural, como por ejemplo el Decreto 96/1995, que aprobó el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Cuenca Hidrográfica de la Albufera, y Plan Rector de Uso y Gestión (2004) de la Albufera.

Características

Con una profundidad media de 1 metro, la Albufera se extiende por unos 24 kms. cuadrados y cuenta con una cuenca hidrográfica de más de 900 kms cuadrados. Los orígenes de este lago se extienden a los inicios del Pleistoceno, provocado por el cerramiento del golfo. Actualmente la forma del lago es discontinua y con un diámetro de aproximadamente unos 6 kms, conectándose al océano mediante 3 canales a cuyos extremos se han instalado compuertas que al ser utilizadas, conforme lo dispone la Junta del Desagüe, regulan el nivel del agua. El Albufera alberga gran cantidad de especies en peligro de extinción, lo que lo convierte en un sitio de alto valor ecológico, además de ser una de las pocas en buen estado de conservación del distrito. El parque natural La Albufera comprende los distritos metropolitanos ubicados en la zona costera central en torno a la ciudad principal de Albal, Huerta Sur, Albalat de la Ribera, Ribera Baja, Alfafar, Huerta Sur, Algemesí, Ribera Alta, Beniparrell, Huerta Sur, Catarroja, Huerta Sur, Cullera, Ribera Baja, Masanasa, Huerta Sur, Sedaví, Huerta Sur, Silla, Huerta Sur, Sollana, Ribera Baja, Sueca, Ribera Baja, Mareny Blau, Mareny de Barraquetes, Mareny de Vilches – Palmeres, Les, El Perelló, El Pouet, Vega de Mar, Castellar, Oliveral, El Palmar, El Perellonet, Pinedo y El Saler.

Clima del parque

El parque natural Albufera cuenta con un clima mediterráneo (variedad del clima subtropical caracterizado por inviernos tibios y veranos muy calientes y secos) con temperaturas medias que rondan los 18º. Las lluvias se producen mayormente en otoño y habitualmente son intensas. Aquí se da un fenómeno conocido como gota fría, llamado DANA por los meteorólogos, que provoca fuertes precipitaciones en pocas horas (no más de dos) y generalmente acompañadas por granizo, vientos fuertes y rayos y afecta superficies pequeñas o medianas.

Cuenca hidrográfica

No obstante el parque natural de la Albufera dispone de su propia cuenca hidrográfica, la mayor parte del agua que la alimenta proviene de los ríos Turia y Júcar. La Albufera recibe sus aguas a través de barrancos y torrenteras que llegan especialmente del norte, desde la Rambla del Poyo o barranco de Torrent, que cubre el 40% de la cuenca total con una cuenca de 367,6 km² y el Barranco de Picasent o Beniparrell. El Albufera recibe además las sobrantes de riego de la cuenca hudrológica del río Jícar a través de 63 acequias, las que además acumulan aguas sobrantes de poblaciones vecinas. Finalmente el Albufera recibe las aguas de diversos manantiales del fondo y sus alrededores recogidas por las acequias.

Acequias

Las acequias son canaletas que conducen las aguas de riego. El área del Parque Natural Albufera cuenta con una importante red de ellas que se remontan a tiempos romanos y musulmanes. Una de las más importantes es la denominada Acequia Real del Júcar y cuyas aguas desaguan de manera indirecta en la Albufera ya que primero aporta las aguas a la Acequia de Favara y de allí van al lago. Es gracias a esta red que reciben agua la mayor parte de lo arrozales y huertas de la zona. La de Favara se encuentra bajo la jurisdicción del Tribunal de las Aguas de la ciudad y se origina en el río Turia en la pedanía de Cuart de Poblet. Esta acequia forma parte de las 8 de la Vega de Valencia e irriga las huertas y campos de la margen derecha del río y los sembradíos de arrozales del noroeste de la Albufera. Los arrozales de la zona sur son irrigados por la Acequia Madre de Sueca. Finalmente los terrenos de la margen derecha localizados entre el cauce del río y el mediterráneo, al sur, son regadas por la Acequia del Oro.

La Dehesa del Saler

La Dehesa del Saler (bosque mediterráneo localizado entre el parque natural Albufera y el mar) más precisamente desde Saler hasta las inmediaciones del Palmar, constituye actualmente uno de los prodigios naturales del litoral más interesantes tanto como por su expansión como por ser uno de los escasos sitios geológicos aún funcional. La extensión y espesura de este espacio que separa el lago del mar son reforzadas gracias a la acción del viento. Esta suerte de barrera se formó en dos etapas, la primera de ellas abarca la formación de los marjales, en tanto la segunda permitió la formación de las playas y el terreno marítimo de dunas y fue en una época posterior. Hoy en día el parque se conecta con el mar mediante tres canales que son la gola del Perelló, la de Puchol y la del Perellonet.

El marjal

Son terrenos que si bien originariamente constituían parte del lago actualmente están dedicados al sembrado de arroz y en el Albufera representan la mayor parte de su superficie. Se trata de áreas inundables pero indispensables para el correcto desarrollo del su sistema ecológico además de ser la principal actividad económica de sus moradores.

Los manantiales o Ullals

Los manantiales son s naturales de agua que proceden desde el interior de la tierra o a través de las piedras y puede revestir carácter temporal o permanente. Los ullals de Albufera se ubican a lo largo del marjal y albergan gran variedad de especies originarias del área, como por ejemplo el samaruc, también conocido como samarugo, un pez originario de aguas tranquilas y riachos costeros del Mediterráneo; o el farlet, lo que confiere valor a estos manantiales ya que se trata de especies en peligro de extinción. Existen más de 50 manantiales, algunos en buenas condiciones como por ejemplo La Laguna del Samaruc o los Ullalse de Senillera.

El lago

El lago del parque natural de la Albufera es el más grande de toda España y se encuentra separado por un cordón de dunas plagado de pinos, lo que permite su asentamiento. Localizado a una distancia de aproximadamente 15 kms. al sur de Valencia, aún hoy se pueden ver algunas viejas barcas a vela (perchas) que eran utilizadas por los pescadores. Si bien sigue siendo extenso, su tamaño se ha visto reducido en gran medida comparado a lo que era en el siglo XIX y su profundidad en algunos sectores no excede el medio metro.

El Monte

Está representado por un pequeño islote poblado de árboles que sobresalen en la llanura de los marjales y tienen un alto valor ambiental.

Historia

Si bien ya en la antigüedad famosos escritores refirieron a lo maravilloso y valioso de este lugar, tales como Plinio o Tito Livio, Escipión y Rufo Festo Avieno, solo existe documentación que lo acredite desde tiempos de la Reconquista de Valencia en el año 1238, por Jaime I. En 1250 fue reconocida la pesca de manera legal, cuando los residentes del pueblo de Ruzafa, hoy Valencia, se asentaron en la llamada isla de El Palmar (pedanía de Valencia localizada a orillas de El Albufera y perteneciente al distrito de Pobles del Sud), legalidad aceptada por los distritos de Silla y Catarrosa. El mismo año se dictó en Morella un privilegio que permitía la pesca en el lago a cualquier persona siempre y cuando abonaran una quinta parte. En 1671 hubo una prohibición de acceso que se extendía a la Dehesa y fue el rey Carlos III que volvió a permitir el acceso al arrendar puestos de caza. A mediados del siglo XIX el lago comienza a reducirse como consecuencia de las plantaciones de arroz, lo que provocó además una reducción en las especies. En el año 1865 tanto el lago como la Dehesa fueron a manos del Estado y posteriormente, en 1911, se convirtieron en propiedad de la ciudad de Valencia, lo que se logró en forma definitiva en el año 1927. Si bien hubo diversos proyectos a llevarse a cabo en los alrededores del lago y la Dehesa, debido al impacto ambiental al entorno, todos quedaron suspendidos.

Flora y fauna

En lo que respecta a la vegetación existente en la Devesa, se puede apreciar la campanilla de mar y la grama de duna en los médanos mas cercanos al mar, mientras que en los más secos crece el aladierno (pequeño árbol perenne) y el lentisco. En las malladas es posible hallar hierba salada y barrilla debido a los altos niveles de sal. Uno de los más importantes ecosistemas en la Albufera es la Maquia, un terreno cubierto de malezas que incluye arbustos y árboles que soportan altas temperaturas, además de especies como el enebro, el tomillo, el romero, el palmito y el mirto. Otras especies que crecen en el Albufera son los carrizos, las cañas y mansiegas, entre otras. En cuanto a la fauna de Albufera existen gran variedad de especies, especialmente de peces como el samaruc y el fartet. Entre las especies avícolas destacan especialmente la garza real, el pato colorado, la cigüeña, la gaviota, el charrán patinegro y el común. Dentro del Parque Natural Albufera se localizan las reservas para protección del Samaruc, donde se crían a estos peces. Las mismas se ubican en el área del Marjal del parque. No obstante ello, también se trata de proteger y conservar otras especies como la gamba gavatxa, el nenúfar blanco, la utriculária (una especie vegetal carnívora) y el fartet.

Actividades: Caza, pesca y agricultura

Una de las actividades más habituales de la zona es la cacería y se lleva a cabo generalmente en áreas poco profundas llamadas “Alterons”, donde se ubican los puestos de tiro. A mediados del siglo XX incluso era considerado un paraíso para quienes practicaban este deporte, donde abundaban las perdices, los ciervos, conejos, liebres y jabalíes. Hoy en día la cacería está sometida al denominado régimen de vedados, lo que implica que entre los meses de noviembre a mediados de enero se permiten 8 tiradas los días sábado. No obstante ello, luego de terminados los vedados se llevan a cabo los llamados cábiles, que permite a cualquier integrante de las sociedades de cacería, cazar durante un lapso entre 8 y 10 días seguidos en su coto respectivo. La actividad pesquera en la Albufera comenzó a regularse en el año 1857, aunque antiguamente la zona ya era explotada. Actualmente muchas especies han desaparecido, tal como la lubina y la anguila aunque la actividad pesquera se sostiene gracias a la liza. La agricultura de la zona de Albufera se asienta en el arroz aunque en varias oportunidades su cultivo ha sido prohibido debido a que las áreas inundadas eran potenciales focos de infección. El arroz que se produce en esa zona es el arroz bomba o redondo.

¿Cómo llegar al parque?

Existen varios accesos alternativos para llegar al Parque Natural Albufera, siendo el principal el brindado por la autopista del Saler que traspone el parque de una punta a la otra hasta Saler, desde donde continúa como carretera normal hasta Sueca y conecta en Les Palmeres con la carretera CV-502 que va a Cullera. Al suroeste de La Albufera se ubica la carretera 332 que atraviesa el parque desde el municipio de Sollana hasta el de Sueca. Otra alternativa es la CV 401, que va de Alfafar a Saler. Finalmente existe la opción de la circunvalación sur de la ciudad (V-30) y diversos caminos y rutas rurales. No obstante ello, la línea de las cercanías de RENFE Valencia-Gandía, cruza por la zona oeste del parque y existen además diversos puertos fluviales como Tremolar, Catarrosa y Silla, entre otros.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*