Sitios turisticos
×
Palacio Güell

Palacio Güell

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Palacio Güell, considerado como una verdadera joya de la arquitectura modernista, se localiza en el barrio llamado El Raval, Barcelona a poca distancia del puerto de la ciudad en Carrer Nou de la Rambla y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1984.

Obra del famoso arquitecto Antonio Gaudí, su construcción fue encargada por el político e industrial español Eusebi Güell, entre los años 1886 y 1890 y para ello contó con el apoyo de su ayudante Francesc Berenguer. La idea de Güell era edificar su nueva propiedad de manera tal que pudiera conectarse a través de un patio interno con otra contigua heredada de su padre y así lo hizo Gaudí siguiendo siempre el estilo de las propiedades señoriales de aquellos tiempos.

Instalaciones

El Palacio Güell tiene algunas formas de estilo árabe o mudéjar, del mismo modo que la Casa Vicens, primer proyecto de Gaudí y erigida entre los años 1883 y 1888, y el llamado Capricho de las Comillas que fue un proyecto del año 1883 y construido en la localidad de Las Comillas, contando para ello con la asistencia de marmolistas, ebanistas y albañiles. Utilizando para su construcción piedra calcárea de Garraf, la fachada presenta enormes puertas confeccionadas en hierro forjado con rejas caladas y arcos parabólicos que exhiben un casquete con la figura de un dragón alado además del escudo de Cataluña, dimensiones que permitían el acceso al mismo montados sobre caballos y el paso de los antiguos carruajes.

El sótano del Palacio albergaba el establo donde se guardaban los caballos al que se accedía mediante rampas ideadas por el artista. El eje del edificio se centra en el recibidor interior, ya que en torno al mismo se ubican las habitaciones principales de la residencia. Cuenta con gran número de columnas que brindan sensación de amplitud y una cobertura de cúpula doble que se corresponde con el arte bizantino. Para poder llegar a las demás dependencias se debe ascender por la denominada escalera noble.

El Palacio de Güell cuenta con varios salones utilizados para el acogimiento de invitados localizados en la planta principal que además alberga el despacho del conde Güell. Los dormitorios de la residencia se encuentran en la segunda planta y exhiben una decoración relacionada a Santa Isabel de Hungría apodada “La Reina“, hija del Rey Andrés II y Gertrudis de Andechs-Merania, y que dedicara su vida a la caridad donando la totalidad de sus bienes a los pobres cuando quedó viuda.

La propiedad cuenta también con una capilla en cuyo altar exhibía una imagen obra de Joan Flotats, de la Purísima y que fuera destruida en el año 1936. Finalmente las habitaciones de servicio se ubicaban en la tercera planta. La fachada del Palacio está realizada con un sistema de arcos catenáricos (forma que refiere a la curva que forma cualquier material flexible y suspendido en los extremos y sujeto a la acción de la gravedad) y el interior presenta una decoración estilo mudéjar, con techos en madrea y hierro totalmente artesanales, contando para ello con la ayuda del arquitecto Camil Oliveras. Por otro lado, el techo del palacio exhibe varias chimeneas (20 en total) a las que el artista les asignó un carácter decorativo, al igual que hizo en otras obras como la Casa de Milá, conocida también como “La Pedrera”, edificada entre 1906 y 1910 en el distrito del Eixample de la ciudad de Barcelona, chimeneas totalmente cubiertas en cerámica de colores vivos.

El Palacio de Güell fue inaugurado en 1888, momento en que se llevó a cabo la Exposición Universal en el parque de la Ciudadela de Barcelona y recibió la visita de importantes personalidades. En el año 1906 su propietario dejó de residir en el Palacio y por herencia fue a dar a manos de su hija a su fallecimiento, para posteriormente, en 1944, ser adquirido por la Diputación Española luego del intento frustrado de un millonario norteamericano que pretendía trasladarlo a su país. Este Palacio albergó en algún momento la sede de la Asociación de Amigos de Gaudí y el Museo del Teatro. Si bien en el año 1983 la propiedad fue restaurada, desde el año 2002 se encuentra sometido a nuevas obras de recuperación y mantenimiento y actualmente se encuentra abierto parcialmente al público y solo puede accederse de momento al sótano y la planta baja.

El Palacio de Güell dispone de una tienda que ofrece artículos relacionados como camisetas, libros, revistas, postales, guías y objetos decorativos.

Horario

El Palacio abre sus puertas de martes a sábados de 10:00 a 14:30 horas y permanece cerrado los días festivos.

Acceso

Metro: Línea L3, parada Liceu.
Autobuses: 14, 59, 91 y 120.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*