Sitios turisticos
×

Palacio de la Generalidad Valenciana

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Palacio de la Generalitad (en valenciano Palau de la Generalitat) es la actual sede del gobierno regional y se ubica entre la Plaza de Manises y las calles Serranos y Caballeros, en el llamado Barrio de la Seu, en pleno centro de la ciudad de Valencia.

Constituyendo una mezcla de estilos gótico tardío y renacentista, fue sede antiguamente de diversas instituciones como por ejemplo la Real Audiencia y la Diputación del General del Reino de Valencia, entre otras; y fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1931.

Su edificación comenzó en el año siglo XV, en el año 1421, y tiene forma rectangular. A cada uno de lo lados más pequeños del rectángulo se pueden ver dos torres que superan la altura del cuerpo central y se utilizaron materiales como piedras traídas especialmente de las canteras de Rocafort y Godella, maderas talladas extraídas de los bosques de la ciudad y mármol de Buixcarró. La puerta de acceso principal al Palacio se ubica en la torre que mira hacia la Plaza Manises.

El edificio

Rodeado de estrechas calles, su construcción se inició por la parte central -de estilo gótico tardío- que cuenta con un patio central descubierto, un sótano y tres plantas, además de un entrepiso y una espaciosa galería, contando con el aporte de los maestros Joan Guiverro, Francesc Martinez y Pere Compte. La fachada principal exhibe 6 ventanas de forma rectangular decoradas y que se ubican en el entresuelo. Por otra parte también existen 6 ventanas de estilo gótico triple en la planta principal y una galería con 16 pequeños arcos. El frente que recae sobre Plaza Manises tiene 7 ventanas con frisos, 8 góticas y 23 con pequeños arcos en la parte superior.

El Palacio de la Generalitat fue ampliado en diversas oportunidades, la primera de ellas en el año 1481, mientras que en 1518 se construyó la primera torre que se encuentra frente a la Plaza de la Virgen, en tanto que la segunda recién fue erigida en el siglo XX, aunque con los mismos materiales extraídos de las mismas canteras que para la primera de ellas. La primera de las torres erigida es un reflejo de los cambios arquitectónicos y es allí donde se ubica un balcón angulado especialmente diseñado para que las idades tuvieran una ubicación especial durante la procesión del Corpus. La última de las torres construidas es una copia de la primera y fue llevada a cabo por el arquitecto Luis Albert Ballesteros y carece de balcón. Las dos torres cuentan con cinco plantas y la más moderna es por la cual acceden hoy en día las idades.

El Palacio de la Generalitat cuenta con dos patios, de los cuales uno es al aire libre y otro cubierto y de los cuales el primero es el mas antiguo. La escalera de honor originaria era una obra de Pere Compte, pero fue sustituida posteriormente por una obra de Joan Corbera -situada a la izquierda y al fondo- y que contaba con dos tramos dispuestos en ángulo recto y conectados por un descansillo. Este patio alberga además la obra denominada El Infierno de Dante -un hogar de bronce de 1899- y una escultura del maestro Salvador Furrió.

Entre los años 1517 y 1538 se edificaron dos importantes salas en el Palacio -en la torre antigua-, el Salón Dorado Grande y el pequeño, también conocido como retret, ambas denominadas de este modo por el dorado de su ornamentación.

El Salón grande era el sitio donde se llevaban a cabo las reuniones y eventos más importantes e incluso fue utilizado como prisión de la nobleza, en tanto que en el salón más pequeño era para uso diario. La decoración del salón dorado grande exhibe un estilo renacentista combinado con mudéjar, obra de Genis Linares que data del año 1534 y que fue policromada en oro por Joan Cardona.

Hoy en día pueden apreciarse en este salón algunos tapices y cuadros como por ejemplo El último día de Sagunto, obra de Francisco Domínguez. Si bien ambas salas son similares, destacan los casetones – adornos huecos con diversas formas geométricas que están dispuestos de determinada manera en techos o bóvedas- de la sala dorada más pequeña.

Otra de las salas destacadas dentro del Palacio de la Generalitat de Valencia es la denominada Sala Vella, cuya edificación se remonta al año 1481. Este salón cuenta con una portalada realizada en piedra tallada, obra de Pere Compte y es el sitio en que tienen lugar las sesiones plenarias de Consell. En la primera planta -a la que se accede mediante la llamada escalera de honor- se localiza el famoso Salón de Reyes, que exhibe gran número de retratos, algunos reales y otros no, de reyes que ejercieron su poder en la ciudad.

El lugar cuenta con 4 grandes ventanales y su construcción corresponde al año 1511. Esta sala se utiliza actualmente para llevar a cabo recepciones y la ornamentación data del siglo XIX. El acceso está marcado por una fastuosa puerta erigida con pilares de estilo dórico en cuya parte superior presenta los escudos de la Generalitat y se encuentra flanqueada por dos esculturas de reyes. En uno de los extremos se ubica una pequeña capilla que se encuentra separada del salón por un portón de hierro y un cortinado, con un retablo de Jaume Contestad y Joan de Sarinyena, dividido en tres cuerpos, el del medio dedicado a la Virgen y el Niño y a los lados San Jorge y el Ángel custodio.

Otras salas destacables de la primera planta son la de Calixto III y la Sala de Chimenea y la Sala Nova, decorada íntegramente en estilo renacentista. El edificio fue renovado totalmente a partir del año 1511, cuando se abrieron nuevas ventanas y se construyeron la escalera de honor y un par de arcos además de otras instalaciones que aún hoy se conservan.

Diversas reformas se han llevado a través de los años al Palacio de la Generalitat, como por ejemplo los frisos y el suelo en cerámica de Manises (1568); un balcón de hierro y la portalada que conecta la capilla con la llamada Sala Nova. En 1592 se adicionaron los retratos de los integrantes de las 3 clases: militar, eclesiástica y real, obras de los pintores Francesc Fosco, Vicent Requena y Joan de Sarinyena.

En el año 1655 se edificó la vicaría de la capilla y nuevos accesos a la Sala Nova y en 1656 el portón de acceso sobre la calle Caballeros. Posteriormente se realizó una nueva reforma en 1750 cuando se traslada al lugar la Audiencia, obra a cargo de Vicente Clemente. Posteriormente debido al deplorable estado del edificio se decide en 1830, realizar algunas restauraciones y modificaciones, las que estuvieron a cargo del arquitecto Franco Calatayud. Alrededor de los años 20 del siglo XX, se dispone el traslado de la Diputación al Palacio de la Generalitat, encargándose de la recuperación de las instalaciones, el arquitecto Vicente Rodríguez. Otras ampliaciones y remodelaciones se llevaron a cabo en el año 1941, con la construcción de una nueva torre y un nuevo acceso desde Plaza Manises. El edificio fue nuevamente refaccionado en 1982, para albergar la sede de la Presidencia de la Generalitat Valenciana, proyecto a cargo del arquitecto Alberto Peñín, las que incluían escaleras de emergencia, elevadores y cobertura de patios. Finalmente las últimas modificaciones tuvieron lugar en los comienzos del siglo XXI.

2 comentarios

  1. pepe

    07/01/2013 at 02:08

    entonces cual sería el autor del edificio?

    • paritona

      11/01/2016 at 22:20

      pa ke kieres saber eso jaja saludos

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*