Sitios turisticos
×
Palacio de Abrantes
Palacio de Abrantes

Palacio de Abrantes

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El Palacio de Abrantes data del año 1652 y es una magnífica edificación localizada en el área conocida como Madrid de los Austrias, esta zona así llamada no tiene entidad administrativa y hace referencia al trazado medieval originario de la ciudad, además de referir al conjunto de monumentos localizados en los barrios Palacio y del Sol.

Este Palacio del siglo XVII se emplaza más precisamente en la Calle Mayor de Madrid Número 86 y fue erigido a instancias de Don Juan Valencia el Infante, quien desempeñándose como “Espía Mayor del Consejo Secreto de Su Majestad”, decidió edificarlo adquiriendo para ello cinco propiedades contiguas y dejarlo en manos del arquitecto Juan Maza.

Luego de pasar por varias manos a través de los años, como por ejemplo en 1656 fue propiedad de Antonio Valdés y Osorio, Caballero de Alcántara, y en 1669 de Juan Enríquez de Borja y Almansa, Marqués de Alcañices, este magnífico palacio entre los siglos XVIII y XIX tuvo diversos destinos, siendo arrendado y hasta utilizado como alojamiento para la servidumbre.

En el año 1842 el Palacio es adquirido por los duques de Abrantes y su reforma se debe a Aníbal Álvarez Bouquel, momento a partir del cual toma su nombre. Posteriormente la propiedad pasa a ser la redacción del periódico La Correspondencia de España cuando es comprado por el senador Manuel María de Santa Ana. En el año 1888 el propietario del periódico toma la decisión de vendérselo al Gobierno Italiano pasando a ocupar el lugar de sede de su embajada.

A partir de ese momento el interior del Palacio de Abrantes fue remodelado en varias oportunidades, del mismo modo que la fachada, siendo sometido a nuevas obras en 1936 cuando se eliminaron dos de sus torreones. Entre los muchos destinos que tuvo el Palacio, fue además utilizado en tiempos de la Guerra Civil Española por las llamadas Brigadas Internacionales, conformadas por voluntarios extranjeros de distintas nacionalidades y bajo el mando del general Franco, sufriendo en aquel momento algunos daños menores en su estructura. Finalmente este Palacio pasó a ser la sede del Instituto Italiano de Cultura de Madrid en el año 1939 cuando la embajada italiana fue trasladada a otro sitio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*