Sitios turisticos
×

Luisiana en el rumbo histórico de EEUU

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Louisiana State Capitol

Para el año 2003 se conmemoraban los 200 años del cambio de rumbo histórico de Estados Unidos; todo se dió con la compra de Luisiana por 15 millones de dólares.

Para conmemorarlo, Luisiana celebró el bicentenario con exposiciones y seminarios que culminaron el 20 de diciembre, fecha oficial de la histórica transferencia, con un acto en el que participaron los jefes de estados de los tres países involucrados; el presidente George W. Bush, el francés Jacques Chirac y el rey Juan Carlos de España.

La diversidad y riqueza de Luisiana, tema central de la celebración del bicentenario, se refleja en las exhibiciones, y conciertos que tuvieron lugar a lo largo del año en Nueva Orleans.

Alfred Lemmon, curador de “Fusión de Naciones, Fusión de Culturas: España, Francia, Estados Unidos y la Compra de Luisiana”, explicó a EFE que la compra de Luisiana supuso una adquisición de territorio de enorme magnitud, casi 15 estados se incorporaron a Norteamérica.

“Fusión de Naciones, Fusión de Culturas” muestra la complejidad del histórico evento y sus protagonistas, ofrece “la posibilidad de entender el tejido burocrático a través de una valiosa colección de documentos y objetos relacionados con la venta del territorio”.

“La exhibición muestra la transferencia de Luisiana en su contexto mas amplio, tratando de puntualizar el carácter internacional de este evento histórico protagonizado por España y Francia”, explicó Lemmon.

El bicentenario brinda la oportunidad de “informar al público sobre el momento histórico que cambió el rumbo de este país”, señaló Katheleen Babineaux Blanco, vice-gobernadora del estado de Luisiana.

“La compra de Luisina duplicó el tamaño de este país. En cierto modo, la adquisición favoreció la posibilidad de que Estados Unidos se convirtiera en una primera potencia. Eventos de tal importancia merecen una gran celebración”, recalcó Blanco.

La exhibición del Museo de Arte de Nueva Orleans “La América de Jefferson y la Francia de Napoleón” presentará una valiosa colección de objetos de arte y antigüedades pertenecientes a los protagonistas del histórico evento.

La exposición que dió comienzo el 12 de abril, ofrece un acercamiento entre las diversas culturas que forjaron la identidad de Luisiana.

Otros eventos a destacar son el debut de la ópera “La Compra de Luisiana”, basada en la vida de la baronesa de Pontalba, hija de Don Andres Almonaster y Roxas, un poderoso oficial del gobierno español, y la exhibición que tuvo lugar en los jardines botánicos de City Park.

“La baronesa de Pontalba es una figura muy significativa en la historia de Nueva Orleans. Gracias a ella se recuperó el Barrio Francés. También es importante destacar que la ópera francesa fue introducida en este país por los españoles cuando tenían el control de Luisiana”, señaló Blanco.

En 1762, con el ánimo de evitar que Luisiana cayera en manos de Inglaterra tras la guerra de los Siete Años, Francia cedió el extenso territorio de Luisiana a Carlos III de España por medio del tratado de Fontainebleau.

El convenio brindó a la corona española un control absoluto sobre la preciada colonia por un periodo de 40 años. A raíz de las costosas campañas militares en Europa y la pérdida de Hispaniola (actualmente Haití), Napoleón se vio en la necesidad de recuperar Luisiana; El 30 de noviembre de 1803 España devolvió oficialmente el territorio a Francia.

El 20 de diciembre de ese mismo año Francia consumó la transferencia que otorgó a Estados Unidos el control sobre el estado de Luisiana y el estratégico puerto de Nueva Orleans.

Considerada como la transacción territorial mas significativa de la historia de Estados Unidos, el precio de la venta de Luisiana se estableció en unos 15 millones de dólares.

El vasto territorio cedido por Bonaparte, más de 20 millones de kilómetros cuadrados, abarca un total de 15 estados norteamericanos: Luisiana, Arkansas, Misuri, Iowa, North Dakota, Texas, South Dakota, Nuevo México, Nebraska, Kansas, Wyoming, Minesota, Oklahoma, Colorado y Montana.

“El bicentenario significa el redescubrir y celebrar nuestras raíces franco-españolas, un hecho que brinda un carácter único al estado de Luisiana”, señaló Blanco.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*