Sitios turisticos
×

Lonja de la Seda

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La Lonja de la Seda de Valencia, también conocida como la Lonja de los Mercaderes, es una edificación que constituye todo un símbolo en la ciudad de Valencia, ubicada en la Plaza del Mercado nro. 31, en el centro histórico de la ciudad.

Una lonja es una finca o construcción en la cual se llevan a cabo diversas operaciones comerciales entre comerciantes, productores y distribuidores mayoristas y relacionada actualmente a productos agrícolas, de pesca y ganadería.

Edificada entre los años 1482 y 1498, se ubica a corta distancia de la Iglesia de los Santos Juanes -también conocida como iglesia de San Juan del Mercado construida sobre una antigua mezquita en 1240- y del Mercado Central, edificio de estilo modernista que data del año 1914, y es una obra de Domingo Urtiaga, Pere Compte (experto en el arte de la piedra), Johan Corbera y Johan Ybarra, que tiene la apariencia de una fortaleza medieval.

La lonja encarna la riqueza y el florecimiento del siglo XV y es una de las más preciosas piezas de la arquitectura civil de Valencia de la baja edad media y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Estructura del edificio

La Lonja de la Seda está distribuida en 4 partes, lo que incluye la Sala del Consulado del Mar, el Torreón, la Sala de Contratación y el Patio de los Naranjos o jardín. Finalmente cuenta con 28 gárgolas que coronan la parte superior de la edificación.

Torre

La Torre o Torreón se encontraba flanqueada por la Sala del Consulado y la Sala de Contrataciones; Era el sitio que albergaba los calabozos donde eran confinados los ladrones y comerciantes de dudosa reputación a la espera de su presentación ante las idades del Consulado del Mar, una institución jurídica-mercantil de la época medieval integrada por cónsules y un Prior a cargo.

El Torreón dispone de 3 ventanas y en la parte superior, la terraza con almenas y tres gárgolas distribuidas a ambos lados y el centro. El frente de la Sala del Consulado de Mar muestra tres plantas que lucen elementos decorativos como dragones, y otros animales mitológicos y fantásticos. La fachada que mira a la calle Cordellats consiste en un muro sencillo que actualmente cuenta con una puerta que comunica con el Jardín.

Localizado a la izquierda del frente principal de la Lonja de la Seda, tiene forma cuadrada y se distribuye en 3 plantas; La primera de ellas alberga las celdas y tiene acceso al Pabellón del Consulado mediante una pequeña puerta. La segunda planta cuenta con dos ventanas, una que mira al jardín y otra a la plaza del mercado, en tanto que la tercera planta permite acceder a la parte superior del Pabellón por medio de una escalera de madera. Su terraza corresponde a épocas más modernas ya que data del siglo XX aún cuando sigue las líneas de la edificación. Para acceder a la terraza y la torre existe una escalera con forma de caracol de 142 escalones, obra de Pere Compte.

Sala de Contratación

La Sala de Contratación cubre una superficie aproximada de 35,60 mts cuadrados por 21,39 mts cuadrados y una altura que casi alcanza los 16 mts. La superficie total de la edificación, de forma rectangular, es de unos 2000 mts. cuadrados.

Es la parte más importante de la edificación y se encuentra dividida en 3 naves longitudinales con techamiento abovedado y cubre una superficie de 21,39 mts de anchura por 35,60 mts de largo y casi 16 mts de altura. En su construcción se pretendió representar el paraíso, en el cual los pilares representarían los troncos de las palmeras y la cúpula sus hojas.

En la parte central del techo se pueden ver los 4 escudos de la Corona de Aragón. En este sitio fue donde se realizó la primera letra de cambio del mundo entero. La sala de contratación cuenta con una puerta de acceso en cada uno de sus frentes, lo que totalizan cuatro, una de las cuales permite el acceso directo al Patio de los Naranjos.

El suelo está realizado con mármol blanco, negro y de color canela y forman la figura de una estrella de 6 puntas encuadradas, aunque no se trata del suelo original. Sobre el lado izquierdo de la sala puede verse un acceso a la antigua capilla, identificado con una reja de hierro que data del siglo XV. Fue justamente en esta capilla donde se llevó a cabo la primera misa en el año 1499. El interior alberga una pila bautismal realizada en mármol de Carrara, un retablo que exhibe una cruz de madera y un altar, mientras que las paredes se encuentran recubiertas con tapices y cortinados.

Acceso principal

El frente principal del edificio da hacia la Plaza del Mercado, la fachada posterior a la calle La Lonja, la de la izquierda a la calle Cordellats y la derecha a una calle peatonal. El acceso principal cuenta con una puerta flanqueada por dos ventanas, todos estos elementos son de estilo gótico y por sobre las ventanas puede apreciarse el escudo de la ciudad sujetado por dos ángeles, mientras que la puerta se encuentra rematada por el escudo del Reino de Valencia.

La puerta del acceso principal cuenta además con diversas imágenes esculpidas, como por ejemplo un hombre desnudo, una cabra, un perro, un lobo, una máscara demoníaca, entre otros, cada una de ellas con su significado a modo de simbología de los denominados pecados capitales.

Sala del Consulado del Mar

Erigida entre 1497 y 1498, las obras culminaron recién en el año 1548 y es una mezcla de estilos gótico y renacentista. Debe su denominación por haber sido sede del Tribunal que se ocupaba de los problemas mercantiles y marítimos desde 1283.

El salón dispone de una bodega o sótano, una planta de calle, un salón principal y una primera planta. El sótano consta de columnas octogonales y se encuentra rematada por una bóveda con salientes.

La planta baja alberga el salón originario donde se llevaban a cabo las reuniones del tribunal del Consulado del Mar al que se accede mediante una portada gótica desde el jardín, aunque cuenta con otro acceso desde la capilla; mientras que una escalinata de piedra desde el jardín permite acceder a la Sala principal o Salón Dorado, denominada así por su decoración.

Para poder acceder a la planta superior existe una única puerta en el torreón de La Lonja, ya que era el sitio donde se ubicaban las habitaciones del alcalde y el personal. La parte de la fachada que mira a la Plaza del Mercado destaca por los 40 medallones representativos de bustos de emperadores romanos y otras personalidades afamadas- en un total de 40 y agrupados de a pares-, además del escudo de la ciudad. Todo el exterior es de estilo gótico a excepción de los medallones de estilo renacentista.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*