Sitios turisticos
×

La huella del estilo español en Nueva Orleans

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La rica herencia cultural de Nueva Orleans se extiende a la belleza de su particular arquitectura, intricada combinación de estilos que entremezclan un pasado de marcada influencia franco-española.

Entre sus edificios más emblemáticos destacan los apartamentos Pontalba, obra arquitectónica que en 1851 inauguró un nuevo estilo representativo y único que hoy se plasma en una ciudad con identidad propia.

En 1849, bajo la atenta supervisión de una mujer de descendencia española, la baronesa Micaela Almonaster de Pontalba, se inició la construcción de los edificios Pontalba en el mismo lugar desde donde el gobierno colonial español regía en la ciudad de Nueva Orleans.

Ubicados en la Plaza de Armas (hoy Jackson Square), en el centro del Barrio Francés, los dos edificios de ladrillo rojo se erigieron como el primer complejo de apartamentos de Estados Unidos.

Esta obra arquitectónica, inaugurada en 1851, dio las pautas de un nuevo estilo representativo y único que hoy se plasma en una ciudad con identidad propia.

Desde aquel año, los emblemáticos apartamentos Pontalba han hospedado a poderosos banqueros, agentes de bolsa, mercaderes de algodón y a escritores tales como Tennesee Williams o Truman Capote.

El precio de los espaciosos apartamentos, de doce habitaciones, variaban dependiendo de su ubicación en una esquina ($350 mensuales) o en la parte central ($90) del edificio.

A pesar de que han pasado mas de 150 años desde que los apartamentos abrieron sus puertas, en la actualidad se sigue manteniendo la misma atmósfera que antaño. Abogados, burócratas, y empresarios relacionados con la industria del turismo marcan la línea burguesa característica de Pontalba.

Los nuevos inquilinos, que consiguen el preciado apartamento tras una espera de hasta seis años, pagan un módico alquiler entre 1.000 y 1.500 dólares mensuales.

El carácter visionario de la baronesa de Pontalba, consagrado en la innovadora idea de construir un edificio de dos plantas con balcones de hierro forjado, “devolvió la popularidad y el estatus al Barrio Francés”, afirma Christina Vella, historiadora y a de “Enemigos Íntimos”, única biografía sobre la vida de Micaela Almonaster.

“El innovador estilo de los apartamentos Pontalba enseguida se puso de moda en Nueva Orleans. La mayoría de los edificios que se construyeron en el Barrio Francés a partir de 1851 imitaron el particular estilo de los edificios de la baronesa”, señaló Vella.

Sobre la importancia de la obra de la Micaela Almonaster, Vella añadió que los edificios Pontalba se construyeron con la intención de revitalizar el centro del Barrio Francés que “se encontraba en un estado deplorable”.

“El Barrio Francés había dejado de ser el centro de Nueva Orleans. Desgraciadamente, se había convertido en un vertedero de basura.

Gracias a esta mujer de la nobleza, la zona se revitalizó y se repararon otros edificios como el prebisterio y la catedral de San Luis“, recalcó Vella.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*